Cocina funcional y ergonómica: ¿qué disposición de los muebles de cocina elegir?

Una distribución adecuada de la cocina, elegida según nuestro estilo de vida, puede ayudarnos a realizar las actividades diarias. El espacio ergonómico no solo mejora nuestra comodidad a la hora de preparar las comidas, sino que también facilita mantener todo en orden y garantiza la máxima seguridad.

Cocina ergonómica – triángulo de trabajo y áreas funcionales

La cocina se puede dividir en varias zonas según las funciones:

  • área de almacenamiento: colocar el refrigerador cerca de la puerta facilita el desembalaje. También en esta zona debe estar la despensa que te permitirá almacenar productos secos como arroz, harina, azúcar.
  • área de almacenamiento: si es posible, vale la pena mantener todos los electrodomésticos pequeños, platos o sartenes en los estantes internos para evitar el desorden en la cocina.
  • área de lavado – en esta área, utilizada para lavar los platos y para las actividades preliminares de cocción (limpieza, prelavado o corte), colocamos el fregadero, el lavavajillas y el bote de basura.
  • área de preparación – aquí preparamos la comida para su posterior cocción. Por esta razón necesitamos la encimera que sea lo suficientemente grande y fácil de limpiar. Para hacer este espacio más funcional, mantenemos a mano los complementos de cocina y las especias que solemos utilizar a la hora de preparar las comidas.
  • área de cocción – con horno, microondas, vitrocerámica y mueble con ollas. En este espacio, el estante de apoyo también es indispensable para servir comidas preparadas.

Al diseñar la cocina hay que empezar desde el triángulo de trabajo, minimizando la distancia entre la zona de lavado, frigorífico y zona de cocción, esto tendrá un impacto positivo en la comodidad y eficiencia del trabajo.

6 tipos de disposición de muebles de cocina: ¿cuál es el adecuado para usted?

Cocina lineal

En este tipo de cocina, todos los muebles y electrodomésticos están dispuestos a lo largo de una sola pared. Desde el punto de vista del triángulo de trabajo, no es muy conveniente. Tal diseño será adecuado solo para la cocina pequeña y estrecha, de lo contrario será bastante difícil moverse entre las diversas zonas funcionales. Para optimizar el espacio, el fregadero debe colocarse en el centro del estante, mientras que el frigorífico y el horno en los extremos. Al reemplazar las cocinas tradicionales por placas de inducción, obtendrá más espacio para usar como punto de apoyo.

Cocina lineal doble

En la cocina paralela, dos áreas de trabajo se ubican a lo largo de las paredes opuestas. Esta solución garantiza una comunicación perfecta entre las distintas áreas funcionales: simplemente dé la vuelta para encontrarse en el área correcta de la cocina. Vale la pena mantener la distancia de 120 cm entre los armarios ya que esto permitirá que las puertas de los muebles opuestos se abran al mismo tiempo. Sin embargo, en este tipo de cocina no hay espacio para pasar tiempo con los miembros de la familia. Además, el trabajo de dos personas al mismo tiempo es bastante agotador.

etiqueta de la pared de la cocina del café
marco para la cocina del café

Cocina en forma de L

Gracias a la cocina en forma de L tenemos fácil acceso a todo el entorno; esta distribución nos permite movernos fácilmente entre las distintas áreas funcionales. También en este tipo de cocinas podemos montar baldas esquineras para aprovechar al máximo el espacio. Esta solución es ideal para ambientes donde la cocina está unida al comedor. Para facilitar el flujo de trabajo, conviene colocar el frigorífico contra una pared más larga y la superficie del horno contra la más corta. ¡Esta disposición no será adecuada para habitaciones largas y estrechas!

papel pintado del bosque

Cocina en forma de U

Una cocina en forma de U permite disponer de forma óptima todas las áreas funcionales gracias a esto podemos movernos dentro del triángulo de trabajo con agilidad. Los armarios esquineros y los cajones nos ofrecen un espacio adicional para aprovechar. Sin embargo, este diseño solo será adecuado para habitaciones grandes o cocinas abiertas donde separará visualmente el área del comedor de la sala de estar. Desafortunadamente, este arreglo no proporciona espacio para la mesa en la cocina.

Cocina en forma de G

Este tipo de arreglo no es muy popular ya que ocupa mucho espacio. Sin embargo, ofrece muchas posibilidades de decoración y le permite hacer que el espacio de la cocina sea ergonómico. Este diseño es adecuado para un entorno de tipo de espacio abierto, ya que tiene límites bien definidos. La desventaja de esta disposición puede ser un gran número de elementos de esquina. Al abrir un cajón o las puertas, a menudo bloqueamos el acceso a otros muebles. Es aconsejable colocar el fregadero contra la pared más larga, la placa contra la pared opuesta y el frigorífico frente a la zona de preparación.

Cocina con isla

El diseño de la isla aparece con mayor frecuencia en la cocina abierta y abierta. Aunque ocupa mucho espacio, suele convertirse en la zona de preparación y cocción, a veces incluso en la zona de lavado, por eso esta disposición es perfecta en lo que respecta al triángulo de trabajo. La isla puede desempeñar el papel de zona de comedor donde podemos comer o tomar aperitivos junto con nuestros seres queridos.

Deja una respuesta